top of page

Tú eres miHijo amado

1En una ocasión en que todos iban para que Juan los bautizara, Jesús fue y también a él lo bautizó. Y mientras Jesús oraba, el cielo se abrió 22y el Espíritu Santo bajó sobre él en forma de paloma. Entonces se oyó una voz del cielo que decía:

—Tú eres mi Hijo amado; estoy muy contento contigo.

23Jesús tenía unos treinta años de edad cuando comenzó su ministerio. Era, según se creía, hijo de José.

José era hijo de Elí, 24hijo de Matat, hijo de Leví, hijo de Melquí, hijo de Janay, hijo de José,

25hijo de Matatías, hijo de Amós, hijo de Nahúm, hijo de Eslí, hijo de Nagay,

26hijo de Máat, hijo de Matatías, hijo de Semeí, hijo de Josec, hijo de Judá,

27hijo de Yojanán, hijo de Resa, hijo de Zorobabel, hijo de Salatiel, hijo de Neri,

28hijo de Melquí, hijo de Adí, hijo de Cosán, hijo de El- madán, hijo de Er,

29hijo de Josué, hijo de Eliezer, hijo de Jorín, hijo de Matat, hijo de Leví,

30hijo de Simeón, hijo de Judá, hijo de José, hijo de Jo- nán, hijo de Eliaquín,

31hijo de Melea, hijo de Mainán, hijo de Matata, hijo de Natán, hijo de David,

32hijo de Isaí, hijo de Obed, hijo de Booz, hijo de Sal- món, hijo de Naasón,

33hijo de Aminadab, hijo de Aram, hijo de Jezrón, hijo de Fares, hijo de Judá,

34hijo de Jacob, hijo de Isaac, hijo de Abraham, hijo de Téraj, hijo de Najor,

35hijo de Serug, hijo de Ragau, hijo de Péleg, hijo de Éber, hijo de Selaj,

36hijo de Cainán, hijo de Arfaxad, hijo de Sem, hijo de Noé, hijo de Lamec,

37hijo de Matusalén, hijo de Enoc, hijo de Jared, hijo de Malalel, hijo de Cainán,

38hijo de Enós, hijo de Set, hijo de Adán, hijo de Dios. (Lucas 3.21-38)

LUCAS 3.21-38

«...hijo de Adán, hijo de Dios».

La genealogía tenía mucho significado en el tiempo del Nuevo Testamento, ya que describía la historia de una persona para destacar o acre- ditar la alta descendencia de la que provenía. Sin embargo, en el caso de Jesús, la genealogía no le da ninguna gloria: la mayoría de ellos no pertenecen a la alta sociedad y ni siquiera son muy conocidos en la historia bíblica (Salomón no es mencionado, por ejemplo), y sin embar- goesta genealogía nos comunica una idea muy concreta.

Después de hacer un largo recorrido por toda la historia del pueblo de Israel, recorre también la historia de toda la humanidad hasta llegar a ser hijo de Adán, hijo de Dios.

Jesús es Hijo de Dios, pero nacido en humanidad.

Mateo comienza su historia desde Abraham para abajo, y Lucas comienza de Jesús hacia arriba, pero incluso antes de dar esta lista, el cielo ya lo había dicho: «Tú eres mi Hijo amado».





6 views0 comments

Recent Posts

See All

コメント


bottom of page