top of page

¿QUIERES SER PERFECTO?


El versículo de hoy tiene que ver con el encuentro entre Jesús y el joven rico. Sucedió en Jericó. El Maestro ya se iba cuando un joven salió de entre la multitud, se arrodilló delante de Jesús y le preguntó: “Maestro, ¿qué haré para heredar la vida eterna?” La respuesta fue: “Vende lo que tienes y dalo a los pobres.”.

Aquel joven tenía el corazón lleno de amor por el dinero, vivía en función de las cosas materiales, pero acariciaba inquietudes espirituales, anhelaba entrar al reino de los cielos y no conocía el camino. Entonces Jesús, trató de enseñarle la más importante de las lecciones que el cristiano necesita aprender. Cristianismo es vivir una vida de amor con Jesús y el resultado de esa experiencia de amor, es la perfección.

Tal vez tú respires aliviado en este momento pensando que el consejo de Cristo no te sirve porque tú no tienes mucho dinero. Bueno, el problema de aquel joven era el dinero, pero todos tenemos el corazón lleno de alguna preferencia, que no siempre, es Jesús. Pero el mensaje es: no vale mucho la pena que quieras ser un buen cristiano si no tienes la seguridad de que te has enamorado de Jesús.

El amor debe ser la motivación. Es por amor que haces o no haces. El cristianismo no consiste solo en portarse bien y cumplir todo lo que la iglesia espera de ti. Tu motivación debe ser el amor de Dios. “Dame hijo mío, tu corazón, y que tus ojos se fijen en mis caminos,” dice Dios. Pero si no le has entregado el corazón a Jesús, si tus sentimientos no son enteramente suyos, si todo tu ser no vive en función del amor que Él te inspira, tu vida será simplemente un conglomerado de deberes y obligaciones. No serás feliz y aprovecharás cualquier motivo para abandonarlo todo.

Haz de este día un día de entrega al Señor. Entrégale el corazón. Solo Jesús puede colocar en ti las motivaciones correctas. Y cuando te hayas enamorado de Él, verás que todo lo que antes te parecía hueco y sin sentido, empieza a cobrar significado y entenderás lo que Jesús dijo, al afirmar que vino a este mundo para que tengas vida y la tengas en abundancia.

Parte para tus obligaciones diarias pero, recuerda el consejo divino: “Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.”


20 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentários


bottom of page