top of page

Ideas para devocionales familiares


Todos hemos experimentado por lo menos una vez en nuestra vida, el sentimiento profundo de que Cristo sea parte del panorama de nuestras familias. Parece que ese deseo siempre nos lleva al mismo lugar, a preguntarnos a nosotros mismos “¿Qué hacemos?” Antes de que permitamos que ese deseo ardiente se queme y se convierta en una pila de cenizas… aquí hay algunas ideas que podrían hacer que la chispa creativa empiece a fluir.

1. En vez de sólo leer una historia de la Biblia, actúenla.

Una cosa es leer juntos una historia de la Biblia; pero otra cosa es, ver esa historia cobrar vida. La próxima vez que estés tentado a solamente leer la historia, ¡No lo hagas! Asigna personajes a tus hijos y lean la historia en voz alta. Permíteles a ellos idear sus propias “interpretaciones dramáticas” de cómo se había vivido esa historia. Los resultados darán una mejor comprensión de la situación, y serán divertidos.

2. Vean videos Cristianos.

Con tantos videos cristianos para niños que hay disponibles, podríamos hasta ser negligentes por no utilizarlos. Hay excelentes recursos en video para usar como familia. Asegúrate siempre ver tu los videos antes de mostrárselos a tus hijos, para poder tener tu una idea del tema, al igual que dirección para guiar la discusión después de verlo.

3. Hagan proyectos de servicio juntos.

Las familias que encuentran una forma creativa de servir juntos, tienen una conexión espiritual más fuerte entre ellos. Busca oportunidades para servir junto con tu familia. Puede ser, servir en un hogar para desamparados durante algún día festivo del año. Podría ser una experiencia misionera, etc.

4. Sirvan juntos en la iglesia.

Busquen alternativas en las que te puedas comprometer conjunto con tu familia a servir en tu iglesia. Puede ser en el ministerio de niños o en un evento donde toda la iglesia participe. Servir es una forma única para crear un vinculo más fuerte , al igual podrás ver el poder de la influencia que tu familia puede tener cuando se encuentra unida.

5. “¡Contesta esto!”

Haz que cada miembro de tu familia escriba cinco preguntas abiertas. Coloca todas las preguntas escritas en papel en un sombrero. Empezando con un miembro de la familia, haz que saque un papel con una pregunta y que la conteste . Ve de uno en uno hasta que todas las preguntas dentro del sombrero hayan sido contestadas. Algunas preguntas pueden ser algo como:

  • “¿En qué momento me sentí mas cerca de Dios?.”

  • “¿En qué circunstancia me sentí mas lejos de Dios?.”

  • “Me sentí motivado cuando…”

  • “Si pudiera hacerle una pregunta a Dios, ¿Sería…?

6. Memoricen un verso, juntos como familia.

Busquen una serie de textos de la Biblia que les gustaría memorizar como familia al principio del año. Escríbanlos en una hoja de papel o en una pizarra. Busquen un lugar donde pegar los versos, preferiblemente un lugar donde todos en la familia lo puedan ver, como la cocina, o el comedor. Rutinariamente introduce un verso nuevo para aprender, al igual que repasar los versos anteriores. Puedes agregar “incentivos” para los que lo memoricen mas rápido, o el que tenga memorizados la mayor cantidad de versos, etc.

7. “Calendario de Oración Familiar”.

Crea un “calendario familiar de oración” . Asegúrate que cada miembro en la familia tenga aportes dentro de ese calendario. Cuelga el calendario en un lugar importante dentro de la casa. Busquen tiempo para orar juntos, ya sea diario o semanalmente. La clave para hacer que esta idea funcione es buscar el tiempo para orar juntos regularmente. Esto no solamente les permitirá seguir el calendario, pero estarán formando un hábito de oración como familia.

8. Asistan como familia a los servicios de adoración.

Es increíble cuantas familias van juntos a la iglesia, pero nunca van a adorar juntos como familia. Tal vez sea un evento de una vez por semana, pero asegúrate de buscar tiempo para asistir a un servicio de adoración con tu familia. Salgan a almorzar después del servicio y platiquen al respecto, las cosas que les impacto de ese servicio.

9. Hagan servicios de adoración en su casa.

Para un cambio de localidad, intenten tener un servicio de adoración en su casa, completa con todo y el tiempo de cantos, la lectura de la Palabra y un momento de devoción (preferible si es guiado por alguno de tus hijos). Esto, no solamente modelara la verdad Bíblica de que todos somos ministros, pero esto también le dará a tu familia una mejor apreciación de los dones que Dios ha dado a cada uno.

10. “Arte de Dios”.

Que cada uno de la familia tome una hoja de papel, divídela en cuatro partes, y dibujen las siguientes cosas. Que cada uno describa su dibujo y que agregue cualquier verso que pueda acompañar ese dibujo.

  • Haz un dibujo de lo que significa amar a Dios

  • Haz un dibujo de lo que significa amar al prójimo

  • Haz un dibujo de tu relación personal con Dios

11. “Arte de las Escrituras”

Como familia, escojan un verso en particular que signifique algo para ustedes. Diseñen una obra de arte utilizando objetos que están dentro de su casa, que represente el verso que escogieron. Asegúrate de que todos en la familia tengan una aporte a esta obra de arte. Escoge un lugar dentro de la casa para mostrar la obra de arte. Si haces esto con una rutina, tal vez una vez por año; estarás entonces montando una galería de arte que demostrara el proceso espiritual de tu familia.

12. Escribe tu propio salmo.

Lean algunos salmos juntos como familia. Individualmente o todos juntos, y luego, escriban un salmo expresando el agradecimiento de sus corazones, o la desilusión de su corazón, o sobre su pasión por Dios. Pueden escribirlo en un papel amplio para luego colgarlo en algún lugar de la casa.

13. “Dios es como…”

Que toda la familia se junte en una habitación. Vean a su alrededor y busquen objetos que puedan representar el carácter o la calidad de Dios. Compártanlo y busquen versos que se puedan aplicar. Aquí hay un ejemplo: “Dios es como una silla, porque puedo poner toda mi confianza en El, sabiendo que el me podrá sostener durante cualquier dificultad que yo atraviese.” Y vayan de uno en uno hasta que se les acaben los objetos.

14. Notas de afirmación.

Escriban notas que motiven a otras personas en su familia, expresando lo que aprecian de el o ella. Asegúrense de adjuntar algún verso que les venga a la mente mientras piensan en esa persona y lo que el o ella significa para ustedes.

15. “Hilo de afirmación”

Consigue una bola de hilo, toma el extremo en una mano y lanza la bola de hilo hacia otro miembro de la familia, mientras dices algo que motive a esa persona. Asegúrate que todos lancen la bola de hilo por lo menos una vez, a otro miembro de la familia. Habla sobre la “red” que se creo y como representa el vínculo que tienen con Cristo y entre ustedes como familia.

16. Alfabeto de agradecimiento.

Lean 1 Tesalonicenses 5:18 juntos en familia. En familia busquen una razón específica por la cual estar agradecidos por cada una de las letras en el alfabeto… de la “A” a la “Z”. Escríbanlo en un papel continuo y cuélguenlo en algún lugar de la casa para que todos puedan recordar las razones por las que están agradecidos con Dios. Esto es bueno especialmente para esos días “desagradecidos” que algunos niños pequeños acostumbran tener.

7 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentarios


bottom of page